miércoles, 12 de junio de 2013

Una habitación para adolescentes I

Tenemos claro que no puede ser lo mismo una habitación para un bebé con cuna que para un niño... Pero el mismo fenómeno llega con la adolescencia. Si no queremos cambiar la habitación por completo podemos ayudarnos con algunos muebles auxiliares. 
Arrancamos con los puff que podemos poner en una esquina de la habitación para que puedan estudiar de forma más distendida o charlar con amigos. 
El ordenador se convertirá en la pieza más utilizada en la habitación, así que podemos comprar un nuevo escritorio con archivadores, más espacio, una silla mejor para evitar problemas de columna. 


Los juguetes poco a poco irán dando a paso a libros, películas, series de televisión... Por ello debemos aparcar muebles más infantiles como los baúles juguetes por alguna estantería modular con mucha capacidad...

No hay comentarios:

Publicar un comentario