martes, 13 de noviembre de 2012

Una habitación juvenil

Cuando nuestros hijos llegan a la adolescencia, automáticamente, quieren deshacerse del mobiliario infantil y cambiar su habitación. Aunque lógicamente no podemos hablar de dormitorios para adultos, hay que buscar nuevas fórmulas para que personalizen su cuarto y se adapte a su personalidad. 

Si no queremos cambiar la habitación de arriba a abajo, lo mejor es elegir muebles versátiles que nos ayuden a cambiar la habitación. A continuación os damos algunas ideas... 

Un puff para poder ver la televisión, leer un libro, estudiar... 


Las lámparas son idóneas para personalizar una estancia, así que podemos poner una lámpara de pie con personalidad. 


Por último, podemos poner estanterías de diseño y con formas divertidas para alegrar la habitación y quitarle el aire infantil que tenía de años pasados.